09 AM | 14 Oct

Creamos la dieta de un trabajador de gran esfuerzo físico

un-mozo-de-mudanzas

Los empleados que desempeñan trabajos que suponen un gran esfuerzo físico, tienen que consumir las suficientes calorías para cubrir las demandas energéticas del cuerpo. Es necesario que las proporciones de nutrientes de la dieta estén balanceadas, es decir, si las actividades que desarrollan implican mayor desgaste se tienen que incluir más carbohidratos en la alimentación, incluso los que sean de asimilación media alta como: la pasta y las patatas.

Tres comidas esenciales

Un grupo de expertos creará la dieta de un  trabajador de gran esfuerzo físico, determinando que el régimen alimenticio de estos empleados tiene que incluir un mínimo de tres platos principales: desayuno, comida y cena. Hemos escogido al mozo Juan Jose Perez de www.mudanzasadir.com para que nuestro equipo de expertos dieteticos le creen una dieta a seguir en los proximos meses ya que la carga y descarga de mobiliario es un desgaste fisico que todo mozo de mudanzas conoce de sobra. Aunque para aquellos que desgastan más energía pueden incorporar un almuerzo y una merienda, especialmente si pasan más de cuatro horas entre el desayuno y la comida, o la comida y la cena.

De esta forma se evitará que se produzca hipoglucemia, que consiste en el descenso de glucosa en la sangre, lo cual tiene una incidencia negativa en el rendimiento y la capacidad de desempeñar los trabajos de gran esfuerzo físico, además ayuda a generar una sensación de saciedad, logrando que el empleado como menos.

 

¿Cómo debe distribuir la dieta nuestro elegido?

La distribución de esta dieta orientada para trabajadores de gran esfuerzo físico tiene que influir en el nivel de lípidos y glucosa en la sangre, así como también optimizar la digestión. Juan Jose debe seguir los siguiente pasos. Estos son los alimentos que debe incluir en su dieta:

  • Desayuno completo: tras haber transcurrido más de 8 horas sin comer, los nutricionistas recomiendan desayunar con lácteos, cereales, zumo, frutas y complementos, como miel, mermeladas, margarina o mantequilla.

 

  • Almuerzo adecuado: los carotenoides, la vitamina A y los carbohidratos son esenciales en un trabajador que ejerce un gran esfuerzo físico. Por ello, es importante que incluya en su almuerzo, alimentos como la zanahoria, la calabaza, el boniato, las espinacas, los berros, la pasta, las patatas y la naranja.

 

  • Comida adaptada al horario: en caso de que la jornada laboral sea fraccionada, es importante optar por una alimentación diversa y ordenada para que el cuerpo pueda soportar la digestión fácilmente, evitando la somnolencia y la pesadez digestiva.

 

  • Merienda ligera: Un yogur, leche o una fruta e incluso un pequeño bocadillo es crucial en la merienda para este tipo de trabajadores.

 

  • Cena bien planificada: con el propósito de complementar la comida ingerida durante el día, los especialistas aconsejan una cena ligera para restituir el equilibrio y comer dos horas antes de irse a la cama, esto ayuda a dormir mejor.

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *